Bebida detox de kéfir de agua (Kefiralia)

jueves, diciembre 08, 2016



bebida-detox-kefir-agua-kefiralia



Hoy no os traigo una receta al uso, sino que os quiero hablar del kéfir de agua: de sus propiedades y de cómo fermentarlo en casa.

Cuando desde Kefiralia se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme probar sus productos, lo tuve claro y dije que sí.


Siempre me ha gustado el mundo de las fermentaciones caseras: kéfir tanto de agua, como de leche, el kombucha, los yogures caseros, la masa madre.

El kéfir de agua es un producto fermentado probiótico y sus bacterias son muy beneficiosas para la salud.

El kéfir de agua y el de leche son prácticamente el mismo cultivo, lo único que uno de desarrolla en el agua, y el otro en leche.

La textura y sabor del kéfir de leche sería la de un yogurt líquido, bastante ácido (al menos para mi gusto). El agua de kéfir es un agua enriquecida con sabor (se le añade limón y jengibre) y a medida que pasan los días también se vuelve más ácida y carbonatada.

El kéfir de agua está indicado para:


  • Mala digestión.
  • Enfermedades gastrointestinales
  • Debilidad del sistema inmunológico
  • Problemas de la piel
  • Enfermedades inflamatorias
  • Hipertensión arterial
  • Estreñimiento
  • Asma
  • Artritis
  • Úlceras

Hay quien le atribuye también propiedades de prevención contra el cáncer, pero desde mi punto de vista este es un tema que me da más respeto. Todos sabemos lo debastadora que puede ser esta enfermedad, y atribuir propiedades anticancerígenas al kéfir no es algo que esté demostrado 100%.

Pero en Kefiralia tienen las referencias en las que se apoyan cuando hablan de las propiedades del kéfir y que podéis consultar en aquí en su web.

Yo había estado buscando kéfir de agua, pero en Holanda no lo había encontrado y que te lo envíen desde España (los donantes de kéfir) es más complicado. Por ello me puse muy contenta cuando desde Kefiralia me propusieron enviarme cultivo.

El envío llegó muy rápido y todo sellado y en muy buenas condiciones. Me enviaron kéfir de agua, kombucha y dos cultivos diferentes para hacer yogurt. También me hubiera gustado la masa madre, que me cuesta horrores que me arranque aquí, pero ya la tenían agotada.

Yo hoy os voy a hablar del kéfir de agua, que es el cultivo que he probado más veces ya que fermenta en 2 días. Al contrario que el kombucha que tarda 7 y estoy aún en pruebas.

El agua resultante de la fermentación con kéfir de agua puede aromatizarse en una segunda fermentación. Yo la he probado con vainilla, con sirope de flor de saúco, y con jengibre y limón, que de momento es como más me ha gustado y así la consumo cada día.

Tengo que hacer pruebas con más frutas, e incluso quiero probar a hacer la primera fermentación con agua de coco, pero estaba esperando a que mi cultivo se multiplicase por si acaso sucedía algo con el agua de coco.

Tengo que decir que el cultivo de kéfir de agua de Kefiralia se me ha reproducido muchísimo. De hecho ya saco 2 litros de agua en cada fermentación y mientras escribo estas líneas ya estoy pensando en probar a congelar una parte del cultivo para ver cómo responde a la "reanimación" más tarde.

Alguno os preguntaréis... Pero el kéfir se reproduce? Pues sí... Los gránulos, bien cuidados y alimentados, se reproducen y la colonia va aumentando.

Cuanto más aumenta la colonia más agua tienes que añadir para que el resultado final después de los dos días de fermentación no sea demasiado ácido.

La razón de que el sabor se vaya acidificando es porque el kéfir se alimenta de la glucosa (se añade azúcar y dátiles al agua) y a medida que la va consumiendo va perdiendo la dulzura. De hecho la primera vez que lo fermenté el resultado me pareció un poco dulce, cosa que no pasa ahora que el cultivo ha aumentado.


water-kefir



Cómo fermentar el kéfir de agua y hacer una bebida detox

Para la primera fermentación:

  • 1 litro de agua
  • 50 gránulos de kéfir
  • 40 gr de azúcar blanco (*)
  • 3 ó 4 dátiles
  • 1 rodaja de limón
  • 1 rodaja de jengibre fresco
  • 1 pizca de sal marina (no sirve la refinada)
  • 1 recipiente de al menos 1 litro de capacidad
  • 1 colador de malla fina
  • Papel de cocina, o una gasa, para tapar el recipiente
  • 1 goma elástica


Para la segunda fermentación:

  • 1 limón
  • Jengibre fresco cortado en rodajas
  • 1 bote de cristal que pueda cerrar herméticamente


ingredientes-kefir-agua



Preparación:

  • Primero de todo deberemos escoger un agua que esté fría y libre de cloro. Nunca utilizaremos agua caliente porque puede destruir el cultivo.
  • Disolvemos el azúcar y la sal en el agua.
  • Añadimos los gránulos de kéfir.
  • Incorporamos los dátiles, el limón y el jengibre.
  • Tapamos el recipiente con la gasa y la ajustamos con una goma. Dejamos fermentar durante dos días.


preparación-kefir-agua



  • Pasados los dos días colamos el contenido del bote.
  • Quitamos los dátiles, el jengibre y el limón de los gránulos de kéfir y lo lavamos con agua sin cloro.
  • Volvemos a repetir los pasos anteriores para una segunda producción de agua de kéfir.
  • Con el agua obtenida la ponemos en un bote y añadimos el limón y el jengibre cortados en rodajas. La cantidad dependerá del gusto que queramos obtener. Yo puse bastante.
  • Dejamos fermentar un día o dos y podemos beberla. Yo suelo consumir un vaso en ayunas y luego durante el día un par de vasos más. Lo que sí es importante es no superar el litro diario.
  • Los dátiles que se retiran del agua de kéfir pueden consumirse aunque no resultarán nada dulces. Se pueden añadir a un yogur, por ejemplo.

Ya sólo nos queda disfrutar de nuestra agua de kéfir y de sus beneficios para la salud.


bebida-detox-limón-jengibre






Aisha





Subscríbete y recibe mis recetas en tu mail!


También te gustará

15 comentarios

  1. ¡¡Muy curioso este agua de kéfir, Aisha!! Lo mejor, sus beneficios para nuestro organismo, que creo que ya por eso sólo, merece la pena. Y bueno, el poder hacer este agua nosotros mismos también es muy agradable. ¡¡Gracias por explicarnos el proceso tan bien. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía que salir el post hasta mañana... jaajaajaja... se me ha ido el dedo sin programar.
      La verdad que va muy bien... Yo lo noto sobre todo en el estómago.
      Besos

      Eliminar
  2. Pues parece muy interesante...siempre me resistí a kéfir de agua ,,,me parecía que tenía que ser un sabor soso y ácido..pero tal cual lo cuentas tú me gustará. Si encima carbonata me gusta mucho más. Así que voluntaria para recibir bichitos...que espero se hagan amigos de los del kéfir, de mi masa madre y ... de alguno más que quizás no controlo...jajaja
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que sería un sabor horroroso... pero no... jaajaaja. Me ha gustado mucho, y eso que a mí el kéfir de leche a veces se me resiste cuando es muy ácido. Pero esto queda más como un refresco de limón-jengibre, por lo que está muy rico.
      En respuesta a tu otra pregunta, a ver, el kéfir se alimenta del azúcar. Cuando más fermenta, más azúcar consume, por lo que en teoría engorda menos.
      Los dátiles, no te los comes, sólo están en el agua... Si tu metes 3 dátiles en un vaso de agua, dirás que ese agua engorda?
      En cuanto al azúcar, es el alimento de los bichitos, o sea que baja mucho la cantidad. Además, la primera fermentación verás que el agua queda un poco dulce. Pero a medida que vas haciendo más fermentaciones, y la colonia va subiendo, el agua se vuelve más ácida porque se comen el azúcar.
      De todas formas, piensa también que haces 1 litro cada dos días y tampoco es imprescindible que te lo bebas todo.
      Yo llevo 2 semanas tomándolo y no he subido de peso, o sea que por ahí no hay que tener temor. Otra cosa son los diabéticos, ahí tendrían que consultar con un médico.
      El agua, ya que vives en Barna, mejor que sea mineral. Eso o coges el agua del grifo, la hierves, y la dejas enfriar en la olla sin tapa, para que se evapore todo el cloro.
      Yo en Rotterdam hago lo de dejarla en la olla, pero sin haberla hervido, pero sólo por manía porque el agua de aquí no lleva nada de cloro.
      Espero haber resuelto tus dudas, y si no, pues pregunta :D
      Besos guapa!!!

      p.d.: Tranquila, que si no mato la colonia de kéfir de aquí a abril, te llevo un tarro.... jaajajajaj.... ya sabes que soy un poco desastre con las fermentaciones ;)

      Eliminar
  3. ains tenía dos dudas:
    1. Hay que hacerlo con agua mineral?
    2. Engorda? Imagino que no, que los bichitos ya se han comido el dulce, pero al decir que añades azúcar y dátil...eso es mucho azúcar.... cuéntame.

    ResponderEliminar
  4. Super interesante, no sabia que existia un kéfir de agua, me encantaria probarlo.
    Un beso
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, en el post tienes enlace a la tienda donde lo venden. El producto es de muy buena calidad.
      Un beso

      Eliminar
  5. Me parece super interesante. No he consumido nunca el Kefir de agua, si el de leche. De echo siempre tengo. Y también tengo congelado. Tengo que buscar por aquí el de agua. Muchas gracias por tu información. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien Estela... ya eres una convencida de las propiedades del kéfir!! :)
      Desde Kefiralia te lo envían a cualquier parte del mundo y el cultivo es de muy buena calidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Aisha es muy interesante todo lo que nos cuentas, aunque hace unos años tuve una malísima experiencia con el kéfir de leche, que casi me lleva "al otro barrio" y desde entonces ni lo puedo ver, será muy beneficioso para la salud, cosa que no desmiento, pero en esto me pasa como con el cilantro mi aversión a él, es directamente proporcional a lo poco que me gusta, jajajaja...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, como lo siento Concha! Pero igual es que se te estropeó la leche? Fermentaste sólo un día? O lo alargaste? Con el de agua no corres esos riesgos, porque es agua, y la fermentación es máximo de dos días, por lo que el limón, que es lo que tiene más riesgo de coger moho porque queda en la superficie, no se te estropea.
      Besos guapa

      Eliminar
  7. Never heard about it in this part of world. Maybe we use some other word about this culture. Got to know something new

    ResponderEliminar
  8. Desde Kefiralia también me han enviado lo mismo!! Pero me he despistado y resulta que no tengo ningún bote de boca ancha con suficiente capacidad para fermentar el kefir y el kombucha.... total que mañana me toca ir de compras. Que ganas de probarlo!!! Besos

    ResponderEliminar
  9. Todavía no he podido probarlo, tengo los productos para hacerlo, pero no el kefir de agua, desde luego a la vista se ve muy bien y si dices que el sabor es bueno, habrá que hacerlo, la verdad es que me sentía un poco reticente, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  10. La del tiempo que llevaba desconectada de todo el mundo 2.0 y entro a tu blog y me encuentro una remodelación total y, como siempre, recetas de primera. ¡Madre mía la de cosas que aprendo contigo! Conocía el kefir de leche pero no había oído en mi vida hablar del kefir de agua. Me lo anoto. Gracias!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por leerme y por comentar. Me hace muchísima ilusión!

Sintiéndolo mucho no están habilitados los comentarios con perfil "anónimo" debido a los spammers que son pesados con ganas. Y no sólo llenan mi correo sino el de mis lectores que también están suscritos a los comentarios.

Este blog no participa en premios, memes ni cadenas debido a que no dispongo de tiempo para seguir la rueda. Aunque quedo muy agradecida a todos los que piensen en mí para otorgarlos.

Cualquier cosa que quieras aportar (sugerencias, correcciones, ect...) será bienvenida y tomada en consideración. Si lo que tienes es una pregunta, por favor, déjame tu mail y así podré responderte directamente.

Muchísimas gracias por tu tiempo.

Subscríbete

Mis recetas en tu mail!




También me encontrarás en

Recetea Recetas de cocina my foodepix gallery http://foodgawker.com/post/archive/aisha_zd/ recetas de cocina Todareceta.es
recetas de cocina Que Recetas Paperblog : Los mejores artículos de los blogs