23/4/2014

Empanadillas de ternera y grosellas con salsa de yogurt


De estas empanadillas de ternera y grosellas con salsa de yogurt sólo puedo decir que están impresionantes.

La idea la saqué de una revista de Donna Hay. La estaba ojeando y di con unas empanadillas que me parecieron muy interesantes. El caso es que guardé la idea, pero hasta ahora no había encontrado las notas y no me había puesto con ellas.

La masa de empanadillas es de Ester de La Cuinera. Hace un tiempo le mandé un mail pidiéndole ayuda, ya que había probado varias recetas de masa de empanadillas y todas, sin excepción, eran como un chicle. Yo estiraba la masa, se medio encogía y cuando la cortaba ya era la repera... la circunferencia de la masa se encogía aún más. Por lo que ponerle el relleno y cerrarla se convertía en toda una obra de ingeniería.

Y me daba mucha rabia porque las empanadillas son uno de mis platos preferidos. Me gustan desde niña, cuando mi madre las hacía.... Sé lo que estás pensando, por qué no le pedía la receta de la masa a mi madre?.. Pues porque ella la masa la compraba... o sea que iba a ser que no.

Ester, muy amablemente, me pasó la receta de su masa de empanadillas para que pudiera por fin disfrutar no sólo de comérmelas, sino también del proceso de hacerlas.

Desde que me pasó la receta la he hecho varias veces, pero nunca las había publicado porque siempre las había hecho con el típico relleno de atún, huevo y tomate. Vamos, nada original y que no corra ya por la red.

Pero esta vez es diferente. Esta vez el relleno es lo suficientemente interesante para colarse aquí y dejar constancia de él.

Lo único que puedo deciros es que tengáis cuidado si las preparáis porque son adictivas! Están de vicio, vamos!!

De la receta que tomé apuntes en su día he hecho algún cambio. Entre ellos la salsa de acompañamiento. En la revista acompañaban las empanadillas con una salsa de tomate (casera, creo) y yo he realizado una de yogurt que, desde mi punto de vista y sin desmerecer a quien hiciese la receta en la revista, le va muchísimo más.

A por la receta!!!


Ingredientes:

Masa:
  • 300 gr de harina
  • 150 gr de aceite de oliva
  • 150 gr de agua
  • 1 c/c de sal

Relleno:
  • 400 gr de carne de ternera picada
  • 2 tablespoons de aceite de oliva
  • 1 cebolla roja
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 teaspoon de comino molido
  • 1/2 teaspoon pimentón dulce
  • 1/2 teaspoon pimentón dulce ahumado
  • 2 teaspoons orégano seco
  • 125 ml de caldo de verduras
  • 25 gr de mantequilla
  • 70 gr de grosellas (rojas y/o negras) (*)
  • 3 tablespoons perejil fresco picado
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo
  • 1 tablespoon de leche

Salsa:
  • 1 yogurt natural
  • Grosellas rojas y/o negras
  • 1 diente de ajo pequeño
  • Perejil picado
c/c = cucharita de café

La tablespoon la puedes substituir por cuchara sopera, 1/2 teaspoon por una cuchara de postre, 1 teaspoon por una cuchara de postre colmada (aproximadamente).

(*) Yo utilicé grosellas congeladas


Preparación:


Masa:
  1. Ponemos un cazo al fuego y calentamos el agua junto con el aceite. Tendremos cuidado de que no se caliente demasiado ya que podría saltar (y salta mucho!!! a mí me pasó la primera vez).
  2. Cuando ya esté caliente ponemos en un bol la harina, la sal y el agua con el aceite. Mezclamos bien con una cuchara de madera hasta que esté bien ligado. Formamos una bola y dejamos reposar 1 hora (en verano la podemos dejar en la nevera).
  3. Cuando haya pasado el tiempo de reposo, enharinamos un poco la superficie de trabajo y estiramos la masa. Cortamos círculos con un cortapastas o vaso y las disponemos en una bandeja forrada con papel sulfurizado.

Salsa:
  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batimos bien. Las cantidades son a gusto de cada uno. Reservamos la salsa en la nevera.

Relleno:

  1. En un bol ponemos la carne con el comino, pimentón dulce, pimentón ahumado, orégano, pimienta y sal. Lo mezclamos bien y reservamos.
  2. Ponemos una sartén al fuego con 2 cucharadas de aceite y salteamos la cebolla y el ajo picados ambos muy pequeñitos.
  3. Añadimos la carne picada y la cocinamos durante unos 5 ó 6 minutos hasta que coja color. Iremos removiendo con una cuchara de madera e iremos deshaciendo las bolitas que se vayan formando para que quede bien suelta.
  4. Echamos el caldo a la sartén y dejamos cocer hasta que reduzca. Apagamos el fuego y añadimos la mantequilla, las grosellas y el perejil. Removemos bien y dejamos enfriar.
  5. Precalentamos el horno a 200º
  6. Batimos el huevo con la leche y pintamos los bordes de cada uno de los círculos de masa. Ponemos en el centro dos cucharadas de relleno y cerramos la empanadilla por la mitad, presionando los bordes.
  7. Las vamos disponiendo en la bandeja del horno y cuando estén todas las pintamos por encima con el huevo batido.
  8. Horneamos durante unos 30 minutos (dependerá del horno de cada uno).
  9. Las dejamos templar y servimos con la salsa de yogurt.

Qué aproveche!!!


Eres de los que compra la masa de empanadillas hecha, o la haces casera?



 photo firma_zps424f3bc9.png


21/4/2014

Frittata de patata, calabacín y queso de cabra

Frittata de patata, calabacín y queso de cabra

Hoy os traigo una receta rápida y que puede servir tanto para una comida o para una cena. Esta frittata de patata, calabacín y queso de cabra no tiene ninguna complicación y la podéis dejar preparada y calentar luego. También prodría servir para llevar de picnic. Ahora que ya comienza a hacer buen tiempo y los fines de semana apetece pasarlos en la naturaleza.

En Rotterdam los árboles ya comienzan a vestir sus mejores galas. Un fin de semana saldré con la cámara y os traeré algún pedacito de la naturaleza que podemos disfrutar en esta ciudad.

Mi hija está abonada a ir a visitar a sus amigos animalitos de la granja cada fin de semana. Vamos, que cuando el domingo le preguntas dónde quiere ir, tiene muy claro que quiere visitar a sus amigos los conejos.

Cerca de casa tenemos un parque donde hay una granja para que los niños puedan ir y ver a los animales. Te dan permiso para darles de comer siempre que sea el tipo de comida apropiado (sobretodo no se les puede dar pan).

El caso es que los conejos y las cobayas deben estar deseando que llegue el domingo y se llene de niños con zanahorias y verduras para darles... Y los niños deseando alimentarlos!

El problema es luego convencer a mi hija de que es hora de marchar a casa. Puede estar allí dos horas con los animales y no aburrirse para nada. Lo único que no lleva bien tampoco es correr entre cabras y ovejas... esas le dan miedo.

Por ello este tipo de recetas es ideal para dejarlas preparadas de antemano y tener la comida lista cuando llegas a casa.

A por la receta!!!

Frittata de patata, calabacín y queso de cabra


Ingredientes:

  • 150 gr patatas nuevas
  • 1 calabacín grande
  • 1 puñado de judías verdes francesas
  • 5 huevos grandes
  • 1 mini rulo de queso de cabra
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de mantequilla
  • Sal y pimienta
Necesitaremos una sartén  o recipiente que pueda ir al fuego y al horno.

Preparación:

  1. Hervimos las patatas enteras, con piel, en abundante agua. La cocemos hasta que la insertar un cuchillo afilado la patata se nota tierna. Una vez cocidas las sacamos del agua y las dejamos enfriar.
  2. Ponemos un cazo al fuego con agua. Cuando hierva echamos las judías, cocemos durante 30 segundos y luego las sacamos del agua hirviendo y las metemos en un bol con agua bien fría (con esto blanqueamos las judías).
  3. En una sartén ponemos el aceite de oliva y la mantequilla. Dejamos que se caliente y añadimos la patata cortada en rodajas, salpimentamos y las freímos por ambos lados durante unos minutos, hasta que cojan color.
  4. Añadimos el calabacín cortado en rodajas y continuamos friendo unos minutos hasta que los calabacines tomen color.
  5. Añadimos las judías y el ajo picado pequeñito y lo mezclamos.
  6. Batimos los huevos en un bol, salpimentamos y añadimos el perejil picado. Batimos bien e incorporamos los huevos a la sartén, distribuyendo bien la mezcla.
  7. Cortamos el queso y lo rompemos en migas. Lo ponemos por encima del huevo y dejamos que cuaje la frittata.
  8. Una vez cuajada ponemos la sartén en el horno y gratinamos durante unos minutos hasta que la parte superior esté dorada.

Qué aproveche!!!


 photo firma_zps424f3bc9.png



Visto en: www.eggrecipes.co.uk


16/4/2014

Ensalada de tomate y albahaca con judías blancas y Gouda


Lo bueno de estar solo es que no tienes que consensuar el menú. Lo malo es que llega un momento que no te apetece cocinar cosas elaboradas, y por eso os traigo esta ensalada de tomate y albahaca con judías blancas y queso Gouda.

Hablando de no tener que consensuar, eso es muy relativo. Nunca imaginé el carácter que puede llegar a tener una cría de dos años y medio. Miedo me da cuando llegue a los tres años!!

Ahora estamos en esa fase en la que todo aquello que le gustaba y que se comía sin rechistar, ahora no le gusta y no hay forma de que coma. Yo que me las prometía tan felices cuando veía a mi hija comerse las espinacas hervidas y con un chorrito de aceite... ahora sólo de verlas le dan arcadas... Pero si son las mismas espinacas!!!

En el tema legumbres he aprovechado que el marido aún no ha vuelto para hacerlas en ensalada. A él no le gustan mucho las legumbres frías y sin caldo... vamos, que para él el concepto de legumbre es un guiso y que no le falte caldo!

En cambio a mí me gustan de todas formas. En guiso, en ensalada, hervidas y rehogadas... como sea! Supongo que también es debido a que en casa de mis padres el empedrado era una ensalada típica de verano. En cambio el poner garbanzos o lentejas a una ensalada ya fue cosa de cuando me independicé... por eso de probar cosas nuevas... jajaajajjaa.

Mi afición por la legumbre también me viene de mi desapego por la carne (que ya os he comentado en alguna otra ocasión). El cuerpo es sabio y cuando algo no le va, pero necesita sus propiedades, las saca de otro lado.

Ahora os dejo con esta sencilla receta, que más que nada es por dejar constancia de mis combinaciones ensaladeras y por si a alguien necesita inspiración a la hora de prepararlas. Que parece una tontería, pero a veces va uno tan rápido que hace siempre lo mismo y en la variación está el gusto (eso sin contar con que me falla la memoria y este post me sirve de recordatorio para la próxima vez... jajajajaja).

A por la receta!!!... Por cierto, en el plato no está toda la ensalada que sale con las cantidades apuntadas abajo ;)

Ingredientes (4 personas):

  • 2 puñados de tomates cherry
  • 2 tazas de judías blancas
  • 5 rebanadas de pan (si es del día anterior, mejor)
  • 1 pepino
  • 1 ramito de albahaca fresca
  • 1 ramito de cebollino
  • 1/2 taza de virutas de Gouda viejo

Vinagreta:
  • 4 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de vinagre balsámico
  • 1 diente de ajo
  • 1 c/s de golden syrup (o miel)
  • Sal y pimienta al gusto

c/s = cuchara sopera


Preparación:

  1. La noche anterior ponemos las judías en remojo. Al día siguiente las cocemos en agua con sal, hasta que estén tiernas. Las colamos y las dejamos enfriar.
  2. Ponemos todos los ingredientes de la vinagreta en el vaso de la batidora y lo batimos bien. Reservamos.
  3. Cortamos el pan en picatostes y lo tostamos en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra. Reservamos.
  4. Cortamos los tomates por la mitad y el pepino en láminas, o en rodajas, como te sea más fácil.
  5. Hacemos virutas con el queso y reservamos.
  6. Picamos la albahaca y el cebollino.
  7. En una fuente ponemos todos los ingredientes de la ensalada y añadimos la vinagreta. Removemos bien y dejamos que repose unos 10 minutos. Servimos en una fuente o de forma individual.

Qué aproveche!!!


Te gustan las legumbres en ensalada??





 photo firma_zps424f3bc9.png


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips